National Eucharistic Revival

My Flesh for the Life of the World

The mission of the National Eucharistic Revival is to renew the Church by enkindling a living relationship with the Lord Jesus Christ in the Holy Eucharist. The revival is a movement of Catholics across the United States–healed, converted, formed, and unified by an encounter with Jesus in the Eucharist—and sent out on mission “for the life of the world.”

The Revival is a grassroots call and a challenge for every Catholic across the United States to rekindle the fire of love and devotion for the Eucharistic Heart of Jesus. This Eucharistic movement seeks to bring together clergy, religious, laity, apostolates, movements, and parish and diocesan leaders to spur momentum, collaboration, and lasting impact for the renewal of the Catholic Church in the U.S. over the next three years. Each year will have a strategic focus for formation and missionary discipleship.

Year One (2022): Diocesan Phase

During the first year, the U.S. bishops will be inviting their presbyterates, diocesan teams, and parish leaders to a renewed love for Jesus in the Eucharist by hosting and highlighting diocesan-wide events such as Eucharistic congresses and days of formation centered on the mystery of the Eucharist in the life of the Church. 

Year Two (2023): Parish Phase

During the Parish Year, pastors will invite their parishioners and staff to become even more truly and deeply Eucharistic communities through small groups, increased exploration of the sacrifice of the Mass, Eucharistic Adoration, catechetical studies on the Real Presence of Christ, parish-sponsored processions, and other activities to enable deeper encounters with Our Lord in the Eucharist.

Year Three (2024): National Phase

During the third year, the Church will gather for the first National Eucharistic Congress in almost fifty years, where tens of thousands of Catholics are anticipated to draw close to Jesus in the Eucharist by way of a pilgrimage to Indianapolis from July 17-21, 2024. The intended fruit of the Congress is to prepare the faithful from around the country to go out to the peripheries of their communities as “Eucharistic missionaries” filled with the flame of divine charity for those around them.

Avivamiento Eucarístico Nacional

Mi carne para la vida del mundo

La misión del Avivamiento Eucarístico Nacional es renovar la Iglesia encendiendo una relación viva con el Señor Jesucristo en la Santa Eucaristía. El avivamiento es un movimiento de católicos a través de los Estados Unidos - sanados, convertidos, formados y unificados por un encuentro con Jesús en la Eucaristía, y enviados en misión “para la vida del mundo”.

El Avivamiento es un llamado de base y un desafío de cada católico de los Estados Unidos para reavivar el fuego del amor y la devoción por el Corazón Eucarístico de Jesús. Este movimiento eucarístico busca reunir al clero, los religiosos, los laicos, los movimientos apostólicos y líderes parroquiales y diocesanos para estimular el impulso, la colaboración y para la renovación de la Iglesia Católica en los Estados Unidos durante los próximos tres años. Cada año tendrá un enfoque estratégico para la formación y el discipulado misionero.

Primer año (2022): Fase diocesana
Durante el primer año, los obispos estadounidenses invitarán a sus presbiterios, equipos diocesanos y líderes parroquiales a un amor renovado por Jesús en la Eucaristía acogiendo y destacando eventos diocesanos tales como congresos eucarísticos y días de formación centrados en el misterio de la Eucaristía en la vida de la Iglesia.

Segundo año (2023): Fase Parroquial
Durante el Año Parroquial, los párrocos invitarán a sus feligreses y al personal a ser aún comunidades eucarísticas más verdaderas y profundas a través de pequeños grupos, con una mayor exploración del sacrificio de la Misa, Adoración Eucarística, estudios catequéticos sobre la Presencia Real de Cristo, procesiones patrocinadas por la parroquia y otras actividades para posibilitar encuentros más profundos con Nuestro Señor en la Eucaristía.

Tercer año (2024): Fase Nacional
Durante el tercer año, la Iglesia se reunirá en el primer Congreso Eucarístico Nacional en casi cincuenta años, donde se espera que decenas de miles de católicos se acerquen a Jesús en la Eucaristía mediante una peregrinación a Indianápolis del 17 al 21 de julio de 2024. El fruto previsto del Congreso es preparar a los fieles de todo el país para salir a las periferias de sus comunidades como “misioneros eucarísticos” llenos de la llama de la caridad divina para los que les rodean.